Nos sumamos al comunicado de las ONG colombianas para condenar la violencia que se vive en el país

CalendarioCalendarioX
Mayo 2021

 

La defensa de los Derechos Humanos es una prioridad para todas las ONGD, por eso y ante los acontecimientos vividos en Colombia en los últimos días, desde la Coordinadora de la Región de Murcia ONGD nos adherimos al comunicado emitido por la Confederación Colombiana de ONG (CCONG). En él, la CCONG hace las siguientes exigencias:

1. La garantía del derecho a la vida y del derecho a la protesta: rechazamos el uso desmedido de la fuerza pública que afecta a jóvenes y de manera particular a mujeres. Los protocolos internacionales de no uso de armas de fuego contra la población civil durante las protestas son de obligatorio cumplimiento.

2. La garantía del derecho a la salud: agilidad y eficiencia del plan de vacunación y que todas las personas, en las zonas rurales y urbanas, puedan acceder a las dosis completas de vacunas, para afrontar la enfermedad por COVID-19 y garantizar la vida y la salud.

3. El fortalecimiento del modelo constitucional de la descentralización: todo el respaldo a las gobernaciones y alcaldías que reconocen el derecho a la vida y a la protesta; que promueven el diálogo como el único camino para encontrar alternativas frente a la pobreza y la desigualdad; que cuentan con planes de desarrollo basados en la garantía de los derechos; que fomentan la participación ciudadana y democrática; y cuyas decisiones se han visto afectadas por la intervención de las decisiones administrativas, financieras y políticas del nivel central, que busca nuevamente concentrar las funciones.

4. La revisión de los planes de desarrollo locales: para orientar las políticas a las realidades de las poblaciones después de un año de pandemia. Es urgente ocuparse de las poblaciones empobrecidas, que están desempleadas, que se han visto afectadas durante años y cuya crisis se agudizó con la pandemia. Exigimos atención especial a mujeres, niños, niñas, jóvenes y personas mayores.

5. El llamado a adelantar diálogos descentralizados liderados por las autoridades locales: escuchar a la ciudadanía, a las organizaciones sociales y acompañar la construcción participativa de sus propuestas hasta tramitarlas a nivel central.

 

Nos unimos al rechazo rotundo a todas las formas de violencia policial y delincuencial que han dejado un triste saldo de personas asesinadas, heridas, detenidas arbitrariamente y desaparecidas tras una fuerte respuesta armada que confunde y que aterroriza a las poblaciones.

 

ACCEDE AL COMUNICADO COMPLETO AQUÍ